2009
06.08

Rebranding político

Ayer fui a votar (por supuesto). Decidí votar a un partido minoritario, porque las opciones mayoritarias no me interesan. Las percibo alejadas de la realidad y de los problemas, pero muy adictas al poder (nada nuevo).

Soy consciente de que es más una acción simbólica que otra cosa (otro día, si mi escasísimo tiempo me lo permite, comentaré por qué pienso que esto de la Libre Elección y la Democracia son conceptos más que realidades). El caso es que me encontré con estas papeletas (nunca mejor dicho):

Party Ballots - Papeletas de Voto

No sólo tienen el mismo nombre, sino que hasta los logos (un girasol) son similares.

Y ahora, por 25 pesetas (de las de antes):

  • ¿Cuáles son Los Verdes auténticos y cuáles Los Verdes falsos?
  • ¿Es esto Rebranding Político?
  • ¿Es legal esta mierda? (sí, lo es: y eso dice mucho de las leyes de este país)
  • ¿De veras creen que la gente de a pie les va a tener en mejor consideración? ¿No se dan cuenta de que la gente está harta de tanta manipulación (sobre todo mediática) y de que, en definitiva, ya no funciona? ¿Ahora toca confundir a los votantes?

Los Verdes – Grupo Verde Europeo ya advirtieron de esta estratagema (yo me enteré por Barrapunto y por ABC), pero no pensé que fuera tan flagrante y descarada.

Resultado: No supe qué **** había votado, hasta que llegué a casa y lo confirmé por internet. Voté a “Los Verdes” que me interesaban.

Share

Comentarios cerrados