2011
02.21

Mis Amigos 1.0

Hace tiempo que quería escribir sobre esto. El caso es que, como siempre, he estado tan ocupado con mis proyectos, (por ejemplo con el Compilador de ZX Basic), que no he tenido mucho tiempo libre.

Nací a finales de los años 70. Crecí con los 80 que marcaron mi adolescencia (por ejemplo el ZX Spectrum, pero también la música Pop). Me considero un geek y me encantan las nuevas tecnologías. Pero por otra parte, detesto el consumismo, y el estar siempre a la última en gadgets (especialmente si son caros). Sin embargo, si tuviera dinero y espacio me crearía mi propia colección de microordenadores y otras máquinas vintage.

Cuando salieron los móviles (recuerdo verlos como objetos de lujo a mediados de los 90), me parecían más un snobismo que una necesidad. A los dos años tuve mi primer viejo móvil (hoy día un ladrillo, o un móvil vintage). Un año después el móvil, pese a que las tarifas eran caras, se convirtió casi en una necesidad. Ya conocía internet. No había ADSL, era por módem, pero comprendía su importancia y la revolución que iba a significar.

Mi resistencia inicial se transformó en comprensión y posterior aceptación de las nuevas tecnologías y nuevas tendencias. No obstante, odio las modas y el estar a la última. Simplemente espero a que una parte significativa de la manada se mueva en una dirección para ir yo después. Pero tampoco me gusta quedarme atrás.

Pues bien esto es lo que he observado con la gente 1.0, entre ellas a algunos colegas:

  • Utilizan el correo electrónico para enviar un mensaje corto y normalmente urgente (que podría ir por SMS, twitter o cualquiera de las aplicaciones móviles que hay hoy día
  • Muchas de las cosas importantes que hacen se realizan sobre papel (firmas, cartas y documentos).
  • Para enviar un documento utilizan el fax
  • Cuando quedas con ellos en un sitio no son precisos: “Nos vemos en el parque” (¿en qué parte del parque?)
  • No ven utilidad a las redes sociales. Lo ven sólo como sitios de cotilleo sobre cosas intrascendentes y superficiales (y lo que pasó con Egipto?)
  • No utilizan tampoco foros. Todo lo hacen en listas de correo con hilos interminables.

La lista podría ser mucho más larga, pero creo que con este botón de muestra queda claro el concepto. La gente más joven de hoy día parece que ha asimilado mejor las nuevas tecnologías. Para los más veteranos, hay tres tipos: los que nos hemos adaptado relativamente bien, los que no pueden (normalmente gente más mayor que tampoco tiene mucho interés), y por último los que, simplemente, se resisten al cambio (“siempre lo he hecho así y lo voy a seguir haciendo”). Estos últimos serán los más perjudicados, en mi opinión.

No en vano, ya han aparecido términos (un poco exagerados) que intentan establecer esta linea divisoria: Los nativos digitales (que nacieron con esta tecnología) y los inmigrantes digitales aquellos más mayores que tendrán que adaptarse. Personalmente creo que esta división es simplista: muchos nativos digitales no están muy duchos en tecnología (ni en matemáticas, ni en lengua ni en tantas otras muchas cosas) y personas de más edad se han adaptado perfectamente (Steve Jobs y Linus Torvalds son ejemplos que seguramente conocemos tú y yo, pero es probable que en tu entorno también conozcas a alguien más).

Es cuestión de actitud, no de capacidad ni de edad. 😉

Share

Comentarios cerrados