2011
08.18

El Punto de Interrupción no se activará en Visual Studio 2010

Estos último meses he estado trabajando en un proyecto de prototipo de videojuego en 3D realizado en Visual C++ (Visual Studio 2010). Entre esto, las vacaciones y más ajetreos laborales, no he tenido tiempo de publicar nada interesante en el blog… 😉

El caso es que trabajando con Visual Studio 2010, al principio todo iba bien, pero un día, de repente, los breakpoints dejaron de funcionar. Me aparecía un símbolo de exclamación en amarillo sobre los puntos de interrupción y cuando pasaba el ratón por encima me salía el mensaje “El punto de interrupción no se activará”.

Buscando en Internet veo que este problema es bastante común en todas las versiones de Visual Studio, especialmente en 2008 y 2010. Las razones más comunes por las que no te funcionen los puntos de interrupción suelen ser:

  • El proyecto está compilado en modo Release y no en modo Debug
  • No se encuentran los símbolos de depuración o la ruta de los mismos
  • La opción “Habilitar depuración incremental” en el vinculador está desactivada.
  • No aplicar los últimos parches y Service Packs (algunos de ellos corrigen este problema)
  • Instalación corrupta: Reinstalar la aplicación o Restaurar las configuraciones o incluso borrar las claves de registro y archivos de configuración almacenados en el perfil

El caso es que ninguna de ellas funcionaba hasta que comprobé que si iniciaba el Visual Studio con otra cuenta de usuario todo iba perfectamente. Luego era algo que había en la configuración de mi usuario. Tras abrir los proyectos generados con ambos usuarios y comparar las diferencias en los ficheros XML de ambos proyectos (.vproj) encontré que en el caso fallido se añadía estas líneas:

Quitándolas todo funcionaba bien. El caso es que estas líneas hacen referencia a configuraciones de usuario y en mi panel de Visual Studio no aparecían o tenía problemas para cambiarlas. La inclusión de esta configuración es condicional, y hace referencia a $(UserRootDir)\MicrosoftCpp.$(Platform). Resulta que esta ruta es C:\Users\Boriel\AppData\Local\Microsoft\MSBuild\v4.0, que no es la ruta de configuración de Visual Studio. Borrando dicha carpeta (se volverá a regenerar), se solucionó el problema.

Para evitar males mayores, borré no solo esa carpeta, sino también las de configuración de Visual Studio (C:\Users\Boriel\AppData\Local\Microsoft\VisualStudio\10.0) y claves de registro de mi cuenta (HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\VSCommon\10.0). Al reiniciar el IDE apareció el aviso de configuración inicial y el problema se solucionó completamente. 😉

Share
2011
04.06

Cuadrado Magico

Esta semana el reto matemático de El País fue más sencillo de resolver (a lo mejor por eso esta vez lo resolví sin usar el ordenador :D).

El problema es el siguiente: se trata de obtener un cuadrado mágico de productos, es decir, un cuadrado de 3×3 números de manera que el producto de los números de cada fila, columa y diagonal den el mismo resultado. Todos los números son enteros positivos y no pueden repetirse. Se sabe que el número central es 15.

En mi caso lo que hice fue asignar a cada celda desconocida una letra:

 

$$a$$ $$b$$ $$c$$
$$d$$ $$15$$ $$f$$
$$g$$ $$h$$ $$i$$


Leer Más

Share
2011
03.26

El reto matemático de El País de esta semana también se basa en un grafo. En esta ocasión el grafo es un cubo con sus vértices numerados como se puede ver en el vídeo.

Una hormiga que empiece en el vértice 1 se desplaza al azar por cualquier artista y en cada vértice cambiar de dirección (pudiendo incluso volver por donde vino). Si la hormiga alcanza los vértices #7 u #8 muere. El reto consiste en hallar los valores de probabilidad de que la hormiga muera o no, y en caso de hacerlo en qué vértice lo hace.
Leer Más

Share
2011
03.22

Ayer a medianoche se cumplió el plazo para enviar la solución del camino hamiltoniano del concurso de El País. Efectivamente no tiene solución. Un amigo del trabajo me comentó la demostración (elegante y sencilla al a vez) que es la que se comenta en el vídeo. Te animo a que lo veas, porque resulta fácil de comprender.
Leer Más

Share
2011
02.21

Mis Amigos 1.0

Hace tiempo que quería escribir sobre esto. El caso es que, como siempre, he estado tan ocupado con mis proyectos, (por ejemplo con el Compilador de ZX Basic), que no he tenido mucho tiempo libre.

Nací a finales de los años 70. Crecí con los 80 que marcaron mi adolescencia (por ejemplo el ZX Spectrum, pero también la música Pop). Me considero un geek y me encantan las nuevas tecnologías. Pero por otra parte, detesto el consumismo, y el estar siempre a la última en gadgets (especialmente si son caros). Sin embargo, si tuviera dinero y espacio me crearía mi propia colección de microordenadores y otras máquinas vintage.

Cuando salieron los móviles (recuerdo verlos como objetos de lujo a mediados de los 90), me parecían más un snobismo que una necesidad. A los dos años tuve mi primer viejo móvil (hoy día un ladrillo, o un móvil vintage). Un año después el móvil, pese a que las tarifas eran caras, se convirtió casi en una necesidad. Ya conocía internet. No había ADSL, era por módem, pero comprendía su importancia y la revolución que iba a significar.
Leer Más

Share
2010
12.18

Fumeque: El día después

Bueno, tras un mes ajetreado, vuelvo a las andadas. En el post anterior dejé caer que no estaba seguro de mi decisión en el ámbito laboral (ya vi cosas que no me gustaron desde el primer día); no estaba muy convencido, pero como me he considerado siempre una persona insegura, pensé que se debía a eso. Sin embargo mi intuición no se equivocó. Evidentemente fue un error, del que afortunadamente salí bien parado, y de paso aprendí y vi las cosas más claras (hay momentos en la vida que te iluminan).
Leer Más

Share
2010
09.24

‘Fumeque’ aproximándose

Fumeque es una palabra Canaria usada para designar ese viento de marejada con poca visibilidad. Es una palabra que suelo usar mucho con mis amigos, y que en gran parte describe la situación que percibo. 🙁

Estos no han sido días muy halagüeños para mí. Tanto en lo profesional (que he hecho una jugada arriesgada cuyo resultado aún no me termina de convencer), como en lo personal: hace nada he cumplido ya 38 años, una edad con la que ni siquiera me puedo imaginar… Veo el futuro ante mí, y es para llorar. Podría extenderme hasta la saciedad hablando de la crisis, que parece que ahora tiene la culpa de todo lo que nos pasa, en vez de los culpables de la misma (los varones, según algunos, los banqueros según otros…). Pero no es eso lo que más me entristece.
Leer Más

Share